Fallos comunes con las comas

En este post vamos a corregir los fallos más comunes al escribir (o no) comas. Como siempre digo, un texto con faltas o fallos gramaticales no vale ni la cuarta parte que uno perfectamente escrito, y las comas son esos recursos que le dan un toque profesional y perfecto a nuestro texto.

Los fallos más comunes son:

– Si sobra la coma:

1. Coma antes de verbo: nunca debe escribirse una coma entre el sujeto y el verbo. Parece una tontería, pero es algo que observo cada vez con más frecuencia en los periódicos y artículos en general. Así, nunca debemos decir:

**”Está claro que la coma que no hay que poner, es la que va entre sujeto y verbo”**

sino:

“Está claro que la coma que no hay que poner es la que va entre sujeto y verbo”

2. Coma antes de nexo: Los nexos son muy variados (y, que, si, pero…), como lo son las funciones que puedan tener y los elementos que añadan a nuestra oración. Pero si algo tienen en común todos ellos es que nunca se pone una coma delante de ellos. Así, no debemos decir nunca:

**”Hace falta que me avises, si no vas a venir”**

sino:

“Hace falta que me avises si no vas a venir”

– Si falta la coma:

3. Marcadores textuales sin comas: es muy parecido a la regla de las comas aclaratorias, que podéis recordar aquí. Siempre que vemos marcadores textuales o conectores (es decir, sin embargo, por consiguiente…) en un texto deben ir entre comas. Así, no es correcto decir:

**”Nací en España, por consiguiente soy español”** ni **”Es una ciudad icónica es decir emblemática”**

sino:

“Nací en España; por consiguiente, soy español” o “Es una ciudad icónica, es decir, emblemática”

4. Subordinadas que preceden a la oración principal: es importante destacar que la coma se pone entre la subordinada y la principal si la subordinada va delante, pero no se pone si la subordinada va detrás. Veamos un ejemplo. Está mal escrito:

**”Cuando llegues a Madrid avísame con una llamada”**

debemos decir:

“Cuando llegues a Madrid, avísame con una llamada”

Sin embargo, está bien dicho:

“Avísame con una llamada cuando llegues a Madrid”

5. Persona a la que se habla sin comas: cuando incluimos a una persona en la oración (que puede ser omitida) siempre debemos introducirla entre comas. Es un error muy común, sobre todo en agradecimientos. Así, no debemos nunca decir:

**”Gracias María por venir”**

sino:

“Gracias, María, por venir” “Gracias por venir, María”

Espero que con esta pequeña ayuda vuestros textos queden de lo más perfectos 😀

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Gramática, Puntuación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s